Guiando al usuario en tu sitio web. Principios básicos para que todo salga bien

2 Comentarios
  1. Estimado Sergio:
    Excelente post sobre arquitectura de la información y navegación, resfuerza mis convicciones (y las de mi equipo) además creo que es un buen camino para seguir investigando. En mi experiencia (y formación) el lema de estar centrado en el usuario es de vital importancia si queremos construir/mantener un sitio web que de verdad sirva a la ciudadanía. Sin embargo, en mi vida laboral me he encontrado con dos dificultades: 1) La opinión de la alta dirección pública que intervienen directamente, en muchos casos trastocando el esfuerzo de arquitectura (su concepto de lo relevante no coincide con el de la ciudadanía -usando para mi defensa de esta aseveración la analítica del sitio). 2) Los «clientes internos» o autores de artículos piensan que lo suyo es lo más importante, por tanto la presión para ir en lugares destacados y en forma permanente en la portada es fuerte. Hay una zona gris allí sobre la gobernanza de la página web que solo queda disminuir al máximo, y aunque sea un tanto dislocada hay que tratar de mantener «en orden», que no desentone y sea acotada, de modo que no distraiga a nuestros ciudadanos usuarios. Por el momento, mi única estrategia que a funcionado casi con todo (el casi con todo=cerca de un 80%) es crear un proceso de calidad (ISO 9001), es verdad que es un tanto rígido pero nos ha solucionado un poco los conflictos internos (que tampoco son tantos). Claro, que eso nos obliga a estar revisando ese proceso al menos una vez al año. ¿Habrá otra solución por allí?.

  2. Autor

    Estimad Guillermo,
    Gracias por comentar. Lo que cuentas del sector público no es muy diferente del sector privado.. la jefatura tiene sus manías más o menos fundamentadas, y luego hay grupos que ven la web como otro escenario de operaciones para las guerras internas de poder.
    ¿Qué hacer? Yo, en mi experiencia pregiero hacer dos cosas:
    1) centrar mi atención en uno o unos pocos aspectos muy críticos. Asumo que no hay un escenario posible en el que consiga hacer entrar en razón a quien está muy implicado emocionalmente con una decisión.
    2) Me centro mucho en demostrar el impacto negativo de esa decisión. Ahí si que tenemos una diferencia entre el sector público y privado es que, al final hay una cuenta y, si los numeros son lo bastante feos, acaban aceptando sugerencias.

    Es verdad que luego cada caso es un mundo, pero si que es verdad que es necesario jugar un poco de psicología y de ventas con los clientes internos.. pero es raro el caso en el que todo sale «bien».
    Un saludo

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2019.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account