Banner WK

Ibiza Smart Island: una isla inteligente para personas inteligentes

Los políticos deberían leer ciencia ficción, no westerns o historias de detectives (Arthur Clarke).

Smart Island es la evolución natural de la famosa expresión Smart City, teniendo en cuenta que cualquier proyecto que tenga por finalidad la mejora de los servicios públicos tiene más sentido en un territorio supramunicipal, y que una isla en concretoes muy probablemente el entorno ideal. Estamos en una nueva etapa del servicio público, no solo más tecnológico, sino también más eficiente, más sostenible, más social, más medioambiental… Añadan, por ser esta isla, el llamado “turismo inteligente” y un mayor desarollo del sector económico y del tejido empresarial local (pensamos más en PYMEs y emprendedores que en multinacionales). Todo pivota en torno a los grandes datos y los datos abiertos, que son consumidos por los distintos agentes públicos, empezando por la propia administración… Este tipo de políticas públicas debe ser supramunicipal, desde luego sin que los Ayuntamientos dejen de ser actores muy importantes. Claro que «supramunicipal» también es una provincia o una comarca. Pero nos gustan más las islas. La isla es un territorio diferenciado por la Naturaleza, no por una decisión política o administrativa. Pensamos que es el ámbito territorial idóneo para desarrollar una estrategia de gestión.

Smart Island supone homogeneizar y mejorar todos los servicios públicos municipales dentro de la isla, optimizando y compartiendo recursos, por supuesto sin perjuicio de la autonomía municipal. Será difícil porque a veces a los responsables públicos nos cuesta colaborar, pero el servicio público debe estar por encima de estas pequeñas diferencias. El proyecto Smart Island supone la adopción de un “modelo de isla”. Y ojo, esta colaboración deberá hacerse no solo entre administraciones públicas, sino que además debemos invitar a la misma mesa al resto de actores de lo público, básicamente el sector empresarial, el social y el intelectual. Y debemos buscar una colaboración que es, ante todo, más democrática, pero sin ninguna duda también mucho más útil para todos.

Debe quedar claro que no estamos hablando de tecnología. Las TIC, cómo no, deben estar presentes, pero solo con carácter instrumental. No debemos confundir el medio con el fin. El fin son las personas, su bienestar, y por eso el proyecto consiste en mejorar los servicios públicos de los cuales ustedes son los destinatarios. Por eso si me siguen hablando de Smart City  yo hablaré antes de Human City. En efecto, sin olvidar el aspecto tecnológico y de las telecomunicaciones (sensorización, plataformas, big data, open data…), debemos poner cada vez más el acento en determinadas políticas públicas que resuelvan los problemas de los ciudadanos (servicios de mediación) y mejoren su calidad de vida (medio ambiente, salud, deporte, y por supuesto protección de los colectivos más desfavorecidos). Es por ello que nos encontramos en una evolución, dentro de la tendencia Smart, que responde más a otras expresiones como Green City, Human City o Social City, pensando en determinadas políticas públicas aplicables en una sola ciudad; o como Smart Tourism, si hablamos de una política pública concreta, en este caso turismo; pero sobre todo Smart Island, pensando en coordinar todas esas políticas públicas, y otras, en el ámbito territorial de una isla (en nuestro caso con una con cinco municipios). Este es el proyecto.


En el último Congreso Nacional de Innovación, poniendo en valor el modelo Smart Island como paradigma de los territorios inteligentes

No es un reto pequeño. Hay muchos servicios que prestar, muchos problemas que resolver, pero se gestionarán mejor a través de la colaboración y de la implantación de las herramientas idóneas, como la planificación estratégica a nivel teórico, y las plataformas de gestión de datos en el nivel operativo. Un elemento tecnológico primordial para el desarrollo de los servicios inteligentes es la conectividad. Debemos aumentar y mejorar las conexiones en sentido amplio (también las infraestructuras), y de algún modo controlarlas (en el buen sentido). Debemos sensorizar. Y de ahí la Administración obtendrá millones de datos (Big data) que con la ayuda de algoritmos nos servirán para medir, evaluar y redefinir la prestación de los servicios, y acaso la misma estrategia. Millones, billones, trillones, no se pueden imaginar cuántos… Sepan que algunas entidades públicas y privadas ya acumulan en la actualidad zettabytes de datos. Para entender lo que es un zettabyte imagine que elpendrive o unidad USB (coloquialmente “pincho”) que tiene clavado ahora mismo en el PC o en la Smart TV tiene 1 gigabyte (coloquialmente Giga), aunque ya los hacen de bastante más capacidad, e imagine una cifra de pendrives consistente en un 10 seguido de 12 ceros. Es decir, un billón de “pinchos”. Y piense que un solo millón le llenaría todo el salón de casa…

En definitiva, muchísimos datos, bastantes de los cuales, los no protegidos (expresión desde luego matizable), la Administración podrá compartir con el tejido social y empresarial (Open data), de modo que cada usuario de esta gran cantidad de datos podrá (re)utilizarlos en beneficio de sus intereses, siendo siempre los de la Administración de carácter público, y los del resto a veces público (participación ciudadana, colaboración público-privada) y a veces privado (emprendimiento).

El futuro es un reto apasionante. Debemos preguntarnos, como apuntaba hace poco Borja Adsuara, qué isla queremos para nuestros hijos. Este proyecto es de todos, y aunque afecta al futuro debemos construirlo en el presente. Como dijo Peter Drucker: “La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”. 

1 Comentario
  1. Buenos días, encuentro interesante la discusión sobre la cantidad de datos. En general, una de las prácticas para un desempeño público extraordinario es medir, ya saben lo que dicen: «Lo que no se mide no se puede mejorar». Sin embargo, a medida que aparecen más sistemas de información, se puede caer en la práctica de medir lo irrelevante. Les comparto un artículo dónde recopilamos otras de estás prácticas para mejorar el desempeño en la administración pública. https://gestion.pensemos.com/4-practicas-para-un-desempeno-territorial-extraordinario

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2020.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account