Espublico_Banner Congreso

Inspiración en la Gestión Pública (El sentido de lo que hacemos)

La desvalorización y juicio público de la función pública es una realidad en nuestros países.

Las redes sociales cuestionan día a día la labor realizada por funcionarios y funcionarias del Estado, argumentando que hacen lo justo, que cobran sin esforzarse, en el fondo indicando que realizan su trabajo desde la indolencia, desconectados de las necesidades que manifiestan las personas.

Se esgrimen argumentos sobre la inexistencia de un verdadero sentido de “Servicio Público”.

Quienes trabajamos en el sector público, sabemos bien lo que significa lidiar con que al momento de contar lo que hacemos o dónde trabajamos, la reacción de nuestro interlocutor sea una socarrona sonrisa o una rápida broma sobre lo fácil que es ser funcionario.

En resumen, tiende a encasillarse a los funcionarios y funcionaras,  como personas con pocas habilidades socioemocionales, escaza preparación para el cargo que se desempeña y con tendencias de procastinación.

Podríamos decir que evidentemente existen casos en que las descripciones anteriores encajan y otros que no. Podríamos también decir que no se debe encasillar a la labor pública, indicar que no todos son (o somos) iguales, y que no se debe caer en la generalización, esa es una alternativa.

Pero podríamos también profundizar e intentar descubrir cuál es la variable o las variables que nos permitirían ir contrarrestando esta construcción y avanzar en la revalorización de la función pública.

En ese sentido, me atrevo a proponer que existe una desconexión entre el sentido que tiene el trabajo que realizamos, el trabajo que finalmente realizamos y la forma en que lo realizamos. Al existir esta distancia, se produce un vacío de inspiración, siendo esta última un problema y una ventana solución para la valorización de la función pública.

He intentado, con mucha esperanza, encontrar bibliografía, artículos o alguna entrevista, que pudieran vincular dos conceptos: “Inspiración y Gestión Pública”. Dichas búsquedas me condujeron a conceptos tales como misión, visión, creatividad, innovación y otros, pero fue realmente difícil encontrar de manera explícita esa vinculación.

 

Probablemente, la aproximación mas cercana es la propuesta por Humberto Maturana y Ximena Dávila en su artículo “La gran oportunidad:  fin de la psiquis del liderazgo en el surgimiento de la psiquis de la gerencia co-inspirativa”, en donde se propone justamente el reemplazo de la lógica del “Liderazgo”, tan propia de los modelos recomendados de management, por un espacio de inspiración colectiva, que ocurre “cuando desde el placer de la colaboración se concibe y genera un proyecto que surge común porque todos los que participan en él actúan viviendo el ámbito de coherencias operacionales de su realización como un espacio de acción y reflexión que les entrega respeto, autonomía, responsabilidad y libertad reflexiva, cualquiera sea su quehacer”.

Podemos decir entonces que muchas de las habilidades mejor puntuadas o calificadas como críticas en los perfiles de cargo, encontrarán espacio, si y solo si, existe en las organizaciones un ambiente colaborativo, que tienda a la inspiración.

La creatividad, habilidad tremendamente valorada en el ámbito laboral, germina allí donde existe la inspiración. La inspiración es más que una simple condición sustentada en la vocación, responde a una serie de reflexiones y estímulos que nos ayudan a comprender el sentido de lo que hacemos y como consecuencia inspirarnos juntos.

Revaloricemos la función pública, relevando las iniciativas que promueven la inspiración.  Atraigamos desde la Inspiración y la ética a la creatividad, el pensamiento crítico, la empatía, la innovación. Si queremos resultados diferentes, no repitamos el camino recorrido hasta hoy.

Hagamos zoom a la vinculación entre Inspiración y Gestión Pública,  es una invitación a las Escuelas de Administración Pública, a las entidades gubernamentales relacionadas con función pública, a las asociaciones de funcionarios y a los funcionarios y funcionarias que creemos en el valor de la función pública.

 

Pablo Cea Luarte

Administrador Público de la Universidad de Concepción y Master en Cooperación Internacional por la Universidad del País Vasco. Facilitador de conversaciones colaborativas en organizaciones.

0 Comentarios

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2019.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account