Curso UAH

La Transparencia ante el 10-N: los programas electorales de los partidos políticos

En este mundo de cambios, en el que las emociones son la clave de bóveda de la lucha partidista, encontrar las palabras adecuadas son fundamentales en la elaboración de discursos políticos y programas electorales. Existen palabras que dibujan imágenes, las relacionan con emociones que van directas a los electores y que sirven para la construcción de marcos políticos en contextos determinados.. Así, en la elecciones de 2015, la transparencia apareció como palabra clave que asociaba el desencanto de la ciudadanía con una sensación de corrupción generalizada, con una crisis de legitimidad de la representación política y con una importante falta de confianza en la instituciones públicas. Movimientos sociales, como el 15M o el trabajo de entidades de la sociedad civil, coincidían en el tiempo con los niveles más altos de desencanto político. Asimismo, las valoraciones de la corrupción y el fraude tocaban techo en los estudios del CIS. La respuesta desde la política fue clara: los partidos hacían uso de la transparencia y la evocaban como adalides de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción. La incluían en sus programas y en todos los discursos y declaraciones de sus candidatos. Se podría decir que incluso existió cierta saturación. Pero ¿qué ha quedado de ello?

Como comenta Rafael Camacho, la transparencia se ha convertido en el juguete roto de las elecciones. Aunque, tras las elecciones de abril, él atisbaba una cierta esperanza en su recomposición, la realidad es que la transparencia ha pasado a un segundo plano en el ámbito político y electoral. No obstante, haciendo uso de ese optimismo, la nueva convocatoria electoral ofrece una nueva oportunidad a la transparencia. ¿Cómo podemos saber si ha recuperado la importancia en esta nuevo plazo perentorio? Lo más fácil será recurrir a los programa electorales de los principales partidos políticos y analizar la importancia que pudiera ocupar en los mismos.

De esta manera, a continuación, se exponen de manera sintética algunas conclusiones del análisis de los programas de PSOE, PP, C´s, Unidas Podemos y VOX.

El PSOE tiene 3 documentos electorales: 35 compromisos sociales, Plan para avanzar y vencer el bloqueo y el Programa Electoral. En el primer documento la palabra transparencia ni siquiera es mencionada y la única medida que podemos subrayar sobre la misma estaría relacionada con la Ley integral de lucha contra la corrupción y que abordaría a los whistleblowers. En el segundo documento se vuelve a mencionar la protección de testigos informadores y denunciantes dentro de la Ley integral de lucha contra la corrupción. La transparencia aparece mencionada referida al ámbito universitario pero más como una cualidad que como medida concreta (Potenciar un sistema universitario potente, competitivo internacionalmente y dotado de recursos, que se gobierne desde la autonomía, la corresponsabilidad, la transparencia y la participación del tejido social y económico). En el programa electoral propiamente dicho, además de nombrarse en 8 ocasiones, si que hay una mayor atención a la transparencia, en comparación con los documentos anteriores. Existe un epígrafe denominado Mejora de la calidad democrática, anticorrupción y transparencia en el que se recogen, entre otras medidas:

1. Un Plan sobre regeneración democrática, incluyendo una ley integral sobre la lucha contra la corrupción, que contemple la protección del denunciante.
2. Una reforma de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno y aprobación del Reglamento.
3. La mejora de la transparencia en las negociaciones de los Tratados Comerciales de la UE con terceros países

En el programa del PP (Por todo lo que nos une) se menciona 9 veces el término transparencia. Al igual que en el documento programático del PSOE, se hace más como un objetivo que conseguir dentro de un ámbito determinado- Promoveremos la autonomía de los centros educativos, públicos, concertados y privados, así como la transparencia y rendición de cuentas de los objetivos marcados y los resultados obtenidos– , como una condición que debería tener la medida enunciada-(…) desarrollaremos un nuevo modelo de gobernanza del agua que incentive el ahorro, la eficiencia y la transparencia/ Los medios de comunicación públicos estarán guiados por criterios de profesionalidad, transparencia, pluralidad y racionalidad económica-, o incluida como propuesta en sí misma, pero sin ningún tipo de concreción- Mejoraremos la transparencia del sistema de pensiones (…)-. De cualquier manera, del programa del PP, se podría destacar los siguiente:

1. Ofrece un bloque específico sobre Transparencia y Regeneración democrática algo desigual.
2. Destacan como principales medidas del programa la regulación y registro de lobbies y grupos de interés y la reforma de la financiación de los partidos políticos
3. Se menciona el concepto de Gobierno Abierto relacionándolo con la información pública y la participación, pero de una manera (muy) vaga y (muy) general.

Entre las propuestas programáticas de Ciudadanos, la palabra transparencia aparece en 17 ocasiones en su web. Al igual que PSOE o PP, la transparencia se convierte en una característica que se añade a cualquier acción como, por ejemplo, esta medida: Terminaremos con la práctica del bipartidismo de prorrogar de forma automática las concesiones de autopistas de peaje sin ninguna justificación ni transparencia o Dotaremos a los centros educativos de mayor autonomía vinculada a una mayor rendición de cuentas y transparencia. De cualquier manera, si que se aprecian algunas políticas de transparencia, entre las que se pueden subrayar:

1. Creación de Consejos de Transparencia e Integridad en todas las Universidades
2. Portal de Transparencia del Sistema Nacional de Salud para mejorar la calidad de los servicios sanitarios.
3. Protección eficaz frente a cualquier represalia de quienes pongan en conocimiento de las autoridades información sobre casos de corrupción o actuaciones que atenten contra el interés general.
4. Nueva Ley Orgánica de Partidos Políticos que refuerce la democracia interna, la transparencia y la rendición de cuentas.
5. Aprobación de una Ley Orgánica de Transparencia y Participación
6. Regulación la actividad de los ‘lobbies’ o grupos de interés
7. Ampliación del catálogo de derechos fundamentales. Incorporación de nuevas realidades, como el derecho a la salud, a la atención a la dependencia, a la conciliación, a la transparencia y al acceso a la información pública.

Algo que debe destacarse es la publicación del programa electoral en formato de Lectura fácil, adaptándose a las personas con mayores dificultades lectoras.

Por lo que respecta al programa de Unidas Podemos, Las razones siguen intactas, se observa cómo el vocablo transparencia aparece en 10 ocasiones. Al igual que en el caso de los partidos anteriores, la transparencia aparece más como una especie de anhelo o cualidad que de unas medidas electorales que puedan implementarse de una manera concreta. Así se expresan deseos Recuperar para lo público y con la máxima transparencia toda la gestión del agua en una legislatura o Implementaremos un Plan de Reforma de RTVE y sus Sociedades, que nos coloque a la altura del modelo de la BBC británica, con el objetivo de garantizar la transparencia, la participación de profesionales y de público (…). De cualquier manera, en el texto se encuentran algunas propuestas de políticas de transparencia entre las que destacamos:

1. La creación de un Observatorio para la Defensa de la Transparencia en el Acceso y Gestión de las Instituciones Investigadoras y Universitarias.
2. Implementar la tecnología blockchain para reducir las comisiones bancarias.
3. Lucha contra los paraísos fiscales: Transparencia y democratización en la adopción de nuevos tratados internacionales, especialmente, de tratados comerciales como el TTIP y el CETA .
4. Regulación de los lobbies y hacer transparente su incidencia política.
5. Digitalizar la Administración y reducir la burocracia. Fomentará el control democrático de la ciudadanía. Se respetará la privacidad, los datos públicos se desplegarán en formatos abiertos, interoperables y accesibles, también cuando los generen empresas al gestionar servicios públicos .
6. Plan Nacional contra la Corrupción, que ofrecerá protección real a los denunciantes

Por último, VOX tiene un bloque de Ley electoral y transparencia dentro de su programa 100 Medidas para una España viva. La cuestión es que, de las 3 medidas que componen ese bloque, sólo una hace referencia al ámbito de la transparencia. Se trata del control de los cargos públicos y el refuerzo de las incompatibilidades de los políticos tras el abandono de los cargos. Al igual que el resto de formaciones, la transparencia aparece una vez más en el texto como una característica del punto del programa referido a la creación de un Sistema de Compras centralizado que permita optimizar la eficiencia y la garantizar la transparencia de las decisiones económicas. No hay nada más.

De este sintético y breve análisis se puede concluir que la transparencia ha abandonado el lugar central que una vez tuvo y que, en la actualidad, ocupa un lugar accesorio en la agenda política. La principal reivindicación de la sociedad civil de reconocimiento del derecho de acceso como derecho fundamental sólo es recogida por ciudadanos; la aprobación del Reglamento sólo por el PSOE; otras demandas de colectivos transparentes como garantizar el cumplimiento de la ley 19/2013, su evaluación, la puesta en marcha de políticas encaminadas a una rendición de cuentas efectiva, la eliminación de las barreras de entrada en el derecho de acceso y el diseño e implementación de políticas que fomenten la cultura de la transparencia entre los ciudadanos y ciudadanas, así como avanzar en mecanismos concretos de participación y colaboración ciudadana que nos encamine hacia el horizonte del Gobierno Abierto, ni siquiera se plantean.

Tampoco se recogen las reivindicaciones de los órganos de control de la transparencia que reclaman una mayor dotación de recursos y personal, capacidad sancionadora para poder exigir un cumplimiento real de la ley y un apoyo político decidido, tal como se desprende de la Declaración de Cádiz de 2018 y de la Declaración de Málaga de 2019.

Se podría decir que, por lo que respecta a la transparencia, los programas electorales parecen más una amalgama de elementos sueltos, producto de un brainstorming, que de la reflexión propia del convencimiento del que lo propone y de la planificación estructurada del que pretende conseguir un objetivo real. Está formulación limita todo el poder transformador de la transparencia. Ya no es la palabra clave sobre la que gira el discurso político. Nuestros partidos dejaron de pasar la ventana de oportunidad de las elecciones anteriores y ahora, en una lectura equívoca del contexto, no apuestan por ella. Ahora no existen esos movimientos que se dieron hace 8 años y la valoración del fraude y la corrupción han bajado algo en los últimos barómetros. Pero sigue existiendo mar de fondo. Y fuerte. Incluso más que antes.

El hartazgo con los políticos y los partidos ha llegado a cifras récord en el CIS. La desafección está tornando en corrientes políticas que cuestionan la legitimidad de la democracia desde planteamientos situados en los extremos. La quiebra de la estabilidad ideológica que describe esta crisis produce fenómenos de carácter populista que abogan por la (total) impugnación de la democracia.

Frente a esta situación, sólo cabe dotarnos de instrumentos que generen confianza institucional y promuevan cambios profundos que aumenten la calidad de nuestra democracia; una reformulación del contrato social que aparte la corrupción de la vida pública, en el que los ciudadanos se sientan representados, sus problemas sean escuchados y los partidos y políticos rindan cuentas sobre su actuación.

En este contexto, abogar por la transparencia crea marcos políticos que construyen lazos de unión entre la ciudadanía y la política. Y en esta labor es esencial que la transparencia, desde su dimensión política y ética, gobierne como principio de la actuación pública. Los partidos deberían tomárselo en serio. Y, ahora mismo, no lo parece. Nos jugamos mucho en ello.

Publicado AQUÍ.

0 Comentarios

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2019.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account