Sobre la importancia de identificar buenas prácticas y los riesgos de copiar

El portal de Corea, el centro de datos abiertos de la Unión Europea, la iniciativa de “gobierno verde” de Gran Bretaña, el proyecto de promoción de la reutilización de datos públicos de Dinamarca, la historia clínica digital de España y las herramientas de participación ciudadana de Australia, entre muchas otras, constituyen importantes experiencias de utilización intensiva de tecnologías de información (TI) en la gestión pública que merecen ser tenidas en cuenta. También en América Latina hay experiencias interesantes tales como la plataforma de interoperabilidad por dominios de Brasil, la posibilidad del trabajador en Argentina de obtener información en relación a los aportes realizados por su empleador, el sistema de compras públicas de Chile, la ventanilla única para la creación de empresas de Perú y el portal de software público de Uruguay, entre tantas otras.

Ponerse al tanto de las principales prácticas, aprender de iniciativas ajenas y aprovechar el conocimiento acumulado en torno a ellas resulta pertinente para transitar mejor el camino del desarrollo del gobierno electrónico.

Sin embargo, también es relevante reconocer que estas acciones de uso intensivo de TI no se dan en el aire, sino que se enmarcan en una institucionalidad determinada, la cual determina los límites de factibilidad de dichas acciones. Si bien es necesario aprender de las experiencias que se dieron en otros ámbitos, el problema se presenta cuando se incorporan en forma pasiva iniciativas sin el debido cuidado de adaptar tales instrumentos a la realidad propia[1]. Las mismas estrategias en contextos distintos suelen llevar a resultados distintos. Los contenidos y resultados específicos del gobierno electrónico no tienen validez independientemente del tiempo y del espacio en el que se insertan.

Así, no es lo mismo desarrollar prácticas de gobierno electrónico en Europa, Estados Unidos, Corea  o Australia que en América Latina. La institucionalidad política, económica, social y cultural es diferente. Tampoco es lo mismo utilizar TI en países latinoamericanos con estructurales federales de gobierno que en aquellos que cuentan con estructuras centralizadas. Y tampoco es lo mismo usar TI en áreas con destinatarios considerados fuertes como las comunidades de comercio exterior, tributaria o financiera que en áreas con destinatarios débiles como las de empleo, salud o educación. No existen fórmulas de incorporación de TI legítimas en todo momento y lugar.

El problema radica no en identificar experiencias internacionales exitosas sino en querer copiar estas experiencias de manera acrítica sin reconocer las propiedades de cada caso y su contexto. Esta falta de reconocimiento genera una tenencia a proponer acciones que se muestran desajustadas, ya que se presentan débiles a la hora de identificar elementos contextuales que enmarcan y condicionan a las acciones de gobierno electrónico.

Tan importante como identificar buenas prácticas es contextualizarlas para que no se conviertan en parte del problema sino de la solución.

 


[1] Powell y Di Maggio (1991), en  el ya clásico trabajo The New Institutionalism and Organization Theory, definen a este proceso como isomorfismo institucional, es decir, la imitación de referentes que se consideran ejemplos a seguir. 

0 Comentarios
  1. Autor
    Diego Pando 10 años

    Gracias, Christian, por tu aporte y las sugerencias sobre los textos de Dussauge. Creo que tenemos un largo camino para seguir reflexionando sobre este tema para no terminar comprando «recetas de cocina». Saludos

  2. Christian Cruz 10 años

    «El problema radica no en identificar experiencias internacionales exitosas sino en querer copiar estas experiencias de manera acrítica sin reconocer las propiedades de cada caso y su contexto». Esta frase es muy buena y encierra la esencia de este post. la literatura sobre modernización de la administración pública, es extenso y el tema parece no encontrar fin o consensos totales. Muchas críticas son precisamente a copiar por copiar sin tomar en cuenta los contextos, lo que ha llevado al fracaso a modelos exitosos. al respecto citare 3 artículos al respecto del Dr. Mauricio Dussauge.

     

    La literatura comparada sobre reformas administrativas Desarrollos, limitaciones y posibilidades

     

    Paradojas de la reforma administrativa en México

     

    ¿Todos los caminos llevan a la nueva gestión pública?

     

    en particular hablando del uso de las tecnologías y el gobierno electrónico, algo que me quedo claro es que estas herramientas no se dan en condiciones de preburocracia, desorganización y poca capacitación de los funcionarios. se debe partir de una organización mínima, no tiene que ser algo muy elaborado, pero entre más avanzado se encuentre la administración más aportaran las TIC´s.

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2021.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account