Premios 2020

Ya está aquí septiembre: la Administración NO vuelve de vacaciones

Antes que nada, la aclaración: las Administraciones Públicas no volvemos de vacaciones porque no nos hemos ido en ningún momento. Y hablo especialmente de los Ayuntamientos, paradigma de Administración que permanece “al pie del cañón”, porque tiene muy cerca a sus ciudadanos y no acostumbra a dejarlos tirados. Así es. Del mismo modo que no nos fuimos durante el Estado de alarma (excepto las entidades dirigidas por los nada empáticos responsables públicos que consideraron que la suspensión de plazos equivalía a la suspensión de la actividad), durante este verano nos hemos limitado a practicar un “descanso activo”, ya que la ética no nos permitía desaparecer en un momento en el que el servicio público es más necesario que nunca. Por mi parte no podía permitir que un trámite que de mí dependiera, y que afecta a personas que muy posiblemente tienen urgencia, permaneciera en situación de “pendiente” nada menos que desde el 31 de julio al 1 de septiembre. Y no he sido ni mucho menos el único que ha hecho esto. Qué menos en los tiempos que corren.

'David'_by_Michelangelo_Fir_JBU004
El David de Miguel Ángel es prácticamente perfecto porque el artista quitó, redujo y eliminó hasta que alcanzó la culminación. Lo mismo debe hacer la Administración con los trámites y documentos superfluos

Pero lo que es realmente necesario (indispensable, diría yo), no es tanto la Administración, ese concepto amplio que reúne connotaciones por supuesto positivas pero también negativas, como, repito, el servicio público. El que sirve... NO la burocracia administrativa, que no solo “no sirve” sino que está dificultando trámites como la percepción del ingreso mínimo vital (¿el objetivo es que se perciba o que no se perciba?), y la ejecución de otras medidas sociales que, paradójicamente, podrían tener muy poco impacto en la sociedad si finalmente los potenciales destinatarios desisten, desmoralizados, de la petición. Este problema crónico y anacrónico de la Administración tradicional se presenta en la actualidad como más molesto e inoportuno que nunca, por lo que debería solucionarse de forma inmediata y prioritaria. Una Administración “social” no puede ir en contra de la sociedad. Si un buen fondo queda sepultado por las formas, las medidas de impacto para paliar esta terrible crisis que no ha hecho más que comenzar quedarán totalmente diluídas. Llevamos muchísimos años advirtiendo de esto (y pensamos que predicando con el ejemplo, que es lo que debería hacer cualquiera que predica con la palabra), pero en este momento hemos llegado a un punto en el que, por diversos motivos y circunstancias, la burocracia superflua se ha convertido en algo absolutamente intolerable.

Mientras tanto, se sigue hablando de la entrada en vigor de la administración electrónica. “Dicen” que ya no es octubre de 2020 sino abril de 2021… Dicen eso, cuando en realidad entró en vigor en 2009. También se habla, y no poco, de teletrabajo (más propiamente trabajo a distancia o “no presencial”). De lo que no se habla, o prácticamente no se habla, es de simplificación burocrática. Ni de interoperabilidad, ni de accesibilidad, ni de automatización, ni de seguridad de los sistemas. Ni de eficiencia… De lo que sí se habla, aunque se hace más bien poco, es de todo lo que tiene que cambiar en materia organizativa, funcional, de recursos humanos, de capacitación profesional, de procesos selectivos, de reemplazo de la generación que se jubila…

Y es que la Administración, al ser más necesaria que nunca, al tener que hacer cada vez más cosas con menos medios, debe funcionar mejor que nunca. Y esto debe ocurrir ya mismo; ni en octubre, ni en abril, ni cuando le venga en gana al político novato o al burócrata funciosaurio de turno. La falta de vocación de servicio, la incompetencia o la corrupción, son antiguos e indignos “lujos” que ya no nos podemos permitir. Los ciudadanos, las personas, que ya tienen bastantes problemas, merecen algo mucho mejor.

0 Comentarios

Contesta

Licencia Creative Commons Red Social NovaGob, (cc) 2020.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account